AICE - Asociación de Ingenieros Civiles


Noticias Aice


Proyecciones 2016 para el sector construcción

Publicado: 03 de Enero de 2012



Un menor gasto en inversión en infraestructura pública, la contracción del sector inmobiliario y una minería prácticamente estancada, son parte de las negativas proyecciones que hacen diversos especialistas del sector construcción. Por ello, el llamado es aprovechar la oportunidad para mejorar en eficiencia y productividad. Según especialistas consultados de los distintos rubros de la construcción, en 2016 la inversión del sector estará prácticamente estancada en la Región por los factores ya conocidos: menor actividad de la economía; incertidumbre por reformas estructurales; problemas de provisión de suelo urbano; encarecimiento de la construcción por temas regulatorios y alza del dólar; y crecientes restricciones bancarias para créditos hipotecarios y financiamiento de proyectos. Este escenario es transversal a todos los rubros de la construcción nacional, tanto minero, como industrial, inmobiliario y de infraestructura. Es así como se proyecta que en 2016 la desaceleración y contracción económica frenarán fuerte la actividad.

Javier Hurtado, CChC.
Carlos Sepúlveda, AICE.
Alvaro Merino, SONAMI.
Bernardo Echeverría, IC.
Para Javier Hurtado, Gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), es la incertidumbre que rodea la concreción de iniciativas de inversión la que atenta contra un mejor desempeño del sector. “La proyección responde a factores como un menor gasto público esperado en infraestructura y la elevada incertidumbre en torno a la materialización de los proyectos de inversión, principalmente aquellos vinculados a energía”, explicó el especialista. De acuerdo “a la contratación de proyectos en nuestra oficina de cálculo, el ritmo de la construcción sigue parecido, algo menor comparado al mismo período del año anterior (2015). Pensamos que el primer semestre de 2016 será normal y esperamos una ralentización para el segundo semestre de este año. Esto último es solo una sensación, ya que no podemos proyectar con certidumbre por más de seis meses”, señala, por su parte, el Vicepresidente de la Asociación de Ingenieros Civiles Estructurales (AICE), Carlos Sepúlveda.
Inversión minera
El nivel de inversión de la minería en el año 2016 será muy modesto en relación a lo que se observaba hasta hace algunos años. Ello se explica fundamentalmente por la incertidumbre que existe respecto del comportamiento mundial y particularmente de China, que es el principal consumidor de metales del planeta, lo que junto a otros factores como el alza del dólar ha generado una importante caída en la cotización de los metales, todo lo cual impone a los inversionistas una alta dosis de cautela. Sin embargo, una vez que se despejen los nubarrones que hoy se ven en el horizonte de la economía mundial, paulatinamente se irá retomando un mayor ritmo de inversión. Según Álvaro Merino, Gerente de Estudios de Sociedad Nacional de Minería (Sonami), “los montos de inversión de la industria minera serán modestos y la inversión más relevante que veremos este año son los proyectos estructurales de Codelco, a lo que se agrega la planta desaladora de Minera Escondida y el proyecto óxidos de Minera Centinela”. Por su parte, frente al momento que vive la industria del cobre, la Ministra de Minería, Aurora Williams, ha hecho un llamado para apostar por la productividad, señalando que “mejorando procesos, incorporando tecnología, innovación y fortaleciendo a los proveedores del sector minero, lograremos hacer frente a este momento, haciendo más con los mismos recursos”. Es así como la autoridad destaca el trabajo que ha realizado Codelco en pos de reducir los costos y mejorar la productividad. Como parte de este análisis, es preciso señalar que esta situación ha afectado en mayor medida a la pequeña y mediana minería, que son precisamente las que muestran mayores costos. Fue así como en 2015, alrededor de 200 faenas de pequeña minería salieron del mercado ante la caída del precio del cobre, en tanto que a lo menos cinco empresas de la mediana minería están en una situación compleja debido a la baja cotización del metal. Por ello, “una de las tareas prioritarias en el quehacer de las compañías mineras durante 2016 será continuar con el férreo control de costos, la optimización de procesos productivos y de gestión, y la innovación continua en sus actividades”, señala el ejecutivo de Sonami. Todo ello con el objeto de hacer frente a la caída en la cotización del metal, defender los márgenes, elevar la competitividad y productividad.
Sector inmobiliario
“En el sector inmobiliario existe el efecto de adelantamiento de ventas por el factor IVA. Este efecto ya no está presente este año y es por eso que se espera alguna contracción para 2016”, indica Carlos Sepúlveda de AICE. Opinión similar es la de Bernardo Echeverría, Presidente del Instituto de la Construcción (IC), quien señala que “el año 2016 va a ser fuerte en inversión habitacional, lo que se explica por la alta venta de casas y departamentos en verde, anticipándose a la aplicación del IVA a la vivienda. No obstante, esta actividad se verá castigada hacia fines de año, en la medida que se vayan terminando los proyectos con exención de IVA”. En tanto, el Gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, comenta que “en 2016 veremos el fin del efecto provocado por la reforma tributaria, que generó un importante adelantamiento de compras. Por lo tanto, la actividad inmobiliaria tenderá a volver a niveles de normalidad, ya que, por ejemplo, pensamos que en el Gran Santiago de todas formas se van a comercializar 34.000 viviendas”. En otra arista, la ampliación del Metro es una obra que, por su magnitud e impacto, “creemos influirá positivamente en el sector inmobiliario, ya que induce a la densificación de los sectores bajo su influencia. Sean buenos o malos tiempos, la cercanía con el Metro es percibida como una mejora en la calidad de vida de las personas y es muy probable que la ciudad de Santiago sostenga aún una demanda por viviendas para uno o dos millones de personas durante los próximos años”, complementa Sepúlveda.
Infraestructura
Uno de los sectores más importantes de la construcción es la infraestructura, la que explica el 70% de la inversión nacional, con casi US$26 mil millones. Por ese nivel de incidencia, es que las perspectivas de 2016 no son alentadoras, pues estará marcado por restricciones presupuestarias que significarán una contracción de 2,1% de la inversión en infraestructura pública. “El 86% del presupuesto del Ministerio de Obras Públicas está previsto para el pago de obras de arrastre, por lo que no se traducirán en nuevos proyectos”, acota el Gerente de Estudios de la CChC, quien recalca que los dineros anuales del MOP bajarán un 4,4%, destacando la reducción de 6,2% en vialidad. El gran desafío pendiente, para Carlos Sepúlveda, es el de la infraestructura. “Existen múltiples proyectos como pueden ser, ampliaciones de Metro, Aeropuerto de Santiago (con conexión al Metro), la esperada unión de la circunvalación de la Autopista Américo Vespucio, concesiones postergadas, circunvalaciones eficientes en ciudades como La Serena y Coquimbo, entre otras, que no avanzan con la velocidad que el país requiere”. En materia de infraestructura pública, esta “estará marcada por el inicio de obras y un mayor avance de algunas grandes obras públicas, concesionadas o por contrato público. Entre estas, se destacan Américo Vespucio Oriente, el nuevo Aeropuerto de Santiago, y el Puente sobre el Canal de Chacao”, destaca Echeverría.
PIB e Inversión del sector Construcción, basados en las cifras disponibles de Cuentas Nacionales del Banco Central. Fuente: CChC.
“La proyección para 2016 y la magnitud del rango de predicción responden a factores como una menor base de comparación, menor gasto público esperado en infraestructura y la elevada incertidumbre en torno a la materialización de los proyectos de inversión registrados en el catastro de la Corporación de Bienes de Capital (CBC), principalmente aquellos vinculados a energía”, explica Hurtado. Haciendo un balance de lo anterior, con un comportamiento mixto de los distintos subsectores, las tasas de crecimiento de la actividad sectorial serán bajas. Según los especialistas veremos un año complejo, con sectores activos y otros con muy débil actividad. El llamado es a aprovechar esta circunstancia, innovando e implementando cambios que mejoren la productividad para los años venideros. Mejorar en eficiencia y eficacia. Esa es la meta hoy. Fuente: www.emb.cl




NUESTROS COLABORADORES