AICE - Asociación de Ingenieros Civiles


Noticias Aice


Más de 3.800 sismos perceptibles se registraron en Chile en los últimos 7 años

Publicado: 03 de Octubre de 2015



De acuerdo a estudio que recogió información del Centro Sismológico Nacional y de Onemi, en años normales como 2008 y 2009 en Chile se registró un sismo sensible día por medio, cifra que aumentó en 6 veces luego del terremoto de 2010. Más de 3.800 sismos perceptibles se registraron en Chile entre 2007 y 2014, de acuerdo al estudio “¿Realmente Tiembla Mucho en Chile?”, realizado por Rubén Boroschek, académico de la Universidad de Chile y ex director de la Asociación de Ingenieros Civiles Estructurales, junto con Fernando Muñoz, alumno de ingeniería civil de la misma casa de estudios. En este período, el sismo del 1 de febrero de 2013, en Antofagasta, fue el sismo percibido de menor magnitud (M=1,2), en tanto que el de mayor magnitud corresponde al terremoto ocurrido el 27 de febrero de 2010 (M=8,8), siendo el sexto más grande registrado en el planeta. “Podemos ver que en Chile sismos sobre M=3 ya producen un número importante de sismos perceptibles”, sostiene Boroschek. Con ello, se establece estadísticamente la alta sismicidad que tiene nuestro país en escala Mercalli, en paralelo al bajo nivel de daño y muertes producto de un evento telúrico, en comparación con otros países sísmicos. Recordando que no existe diferencia técnica entre sismo y terremoto, el ingeniero y socio de AICE señala que “definitivamente, Chile es un país que se mueve y que se siente que se mueve. Claro para los chilenos que nacemos con esta realidad, porque nos hemos acostumbrado a este nivel de vibraciones. Esto lo constato en mis clases, ahora que cada vez tenemos más alumnos extranjeros en la Universidad de Chile, particularmente españoles y otros suramericanos, no deja de sorprendernos que algunos de ellos nunca hubieran sentido un sismo, hasta que llegaron a Chile. Pero, bueno, sentir un sismo no implica que este sismo cause pavor o daño”. De esta manera, Boroschek y Muñoz pudieron establecer la cantidad de sismos perceptibles por año, diferenciando entre años “normales”, como 2008 y 2009, y años especiales, como 2010 (terremoto Concepción) y 2014 (terremoto de Iquique). “En 2008 y 2009 se percibieron entre 180 y 190 sismos, equivalente a un sismo sensible día por medio, aunque es necesario aclarar que en esa fecha había rezagos del terremoto de 2007 de Tocopilla”, cuenta el ingeniero. Esta cifra aumentó en 6 veces, luego del terremoto de 2010, llegando los chilenos a percibir tres sismos por día. “Esa cantidad va bajando con el tiempo rápidamente, lo que es conocido por los estudiosos del tema. Gracias a nuestra alta tasa de ocurrencia de sismos, este decaimiento se detiene con el terremoto de abril de 2014, donde nuevamente se incrementa nuestra percepción de terremotos”, añade. Ahora, como aclara el ex director de AICE, si se utiliza la descripción típica de la intensidad de Mercalli Modificada y se evalúa el número de sismos con intensidad V o mayor, “que implica un evento claramente perceptible, incluso para gente en actividad en exterior y, en general, causa mucha preocupación”, se obtiene que el año 2009 fue el de menos ocurrencia de intensidad V o mayor. “Aun así, ese año tuvimos en promedio un sismo que nos alertó, despertó y, en muchos casos, asustó, cada 6 semanas aproximadamente. En los años de mayor sismicidad, esto ocurrió al menos una o dos veces por semana. Es decir, mucho y definitivamente tiembla y fuerte (desde el punto de vista de una persona común) en Chile”, precisa. Por ciudad  Este estudio también incluyó un análisis por ciudad. Como referencia, se consideraron tres ciudades: Iquique, Santiago y Valdivia, estableciendo que en promedio Santiago, al menos cada semana y media se ha reportado un sismo perceptible, mientras que en Iquique, debido a la situación sísmica que ha tenido este último tiempo, se presenta al menos uno cada semana. En tanto, en Valdivia rara vez se siente un temblor, aunque en 2010 se registró un total de 21 sismos sensible en todo el año. “Las ciudades que han tenido más sismos sensibles entre 2007 y 2014 son Talca, con 688 sismos; Rancagua, con 563; Pichilemu, con 449, y Curicó, con 446”, establece Rubén Boroschek. Metodología Los datos fueron recogidos de internet, en particular del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, en cuyos informes se resume la Magnitud, ubicación y hora de ocurrencia de un sismo. También se utilizó la Intensidad de Mercalli Modifica que informa la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) del Ministerio del Interior. De esta información se identificaron y realizaron estadísticas de los lugares donde se inició el temblor (epicentro), qué tamaño tuvo (Magnitud), para qué ciudades se reportó percepción de la vibración y su severidad (Intensidad de Mercalli Modificada). “Existe una diferencia importante entre la energía liberada por el sismo (que se relaciona/mide con la escala de Magnitud), la percepción de la vibración y el posible daño (que medimos como la escala de Intensidad). Así, un terremoto de gran magnitud debajo de Santiago tiene una energía cuantificable y única. Pero la percepción del movimiento depende de dónde está el observador. Así, alguien en Santiago lo siente mucho, en Curicó menos y tal vez en Punta Arena nada”, explica Boroschek.




NUESTROS COLABORADORES