AICE - Asociación de Ingenieros Civiles


Noticias Aice


AZA: NCh203: ¿Cómo entenderla?

Publicado: 26 de Noviembre de 2019



Por Manuel Riquelme Olivares, jefe de Ingeniería y Desarrollo de AZA.

Si hablamos del mundo de las estructuras metálicas, las normas que están de moda o en boga son la NCh203 (“Acero para uso estructural – Requisitos”) y la NCh428/1 (“Estructuras de acero – Ejecución de construcciones de acero – Parte 1: Perfiles laminados, soldados y tubos”).

Estas normas regulan los requisitos para la materia prima de las estructuras metálicas y la fabricación de ellas. Ambas son parte de un marco regulatorio oficial que se encuentra en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC) e interactúan con las distintas etapas de una construcción.

Hoy tenemos un proceso de actualización normativo muy activo y un desarrollo de nuevas normas de aceros para productos no regulados, que definen un estándar de construcción, como lo son las normas de productos conformados en frío. Estos desarrollos y actualizaciones se encuentran sintonizados con los procesos previos y posteriores a ellos, generando un engranaje similar al que posee el mercado norteamericano, el que tenemos como referente técnico. Las normas de diseño, construcción y productos conversan entre sí y funcionan bajo un gran paraguas normativo, como es la OGUC en Chile y el IBC en Estados Unidos. 

En el siguiente esquema podemos ver cómo varias de las normas que hoy usamos para el diseño de las estructuras metálicas, se encuentran relacionadas con normas de productos y de construcción.


La NCh203 vigente es la del 2006, la cual es oficial desde el 28 de marzo de 2006. La finalidad de esta norma es definir las propiedades mecánicas y químicas que deben tener los aceros para uso estructural. Estos aceros pueden tener o no requisitos para desempeño dinámico. En esta última actualización se modificó la nomenclatura de la designación de aceros, no sé si era la razón final de este cambio, pero evita la confusión de los aceros de las normas ASTM con los aceros de la NCh203. Muchas veces he escuchado que en casos donde se especificaba un acero A36, en caso de no haber stock, se le ofrecía al cliente un A37, según NCh203 corresponde a A37-24ES, el cual posee una fluencia de 240 MPa, inferior a la fluencia de 250 MPa que posee como mínimo el ASTM A36, y la lógica era que un A37 era más resistente que un A36, lo que obviamente no es correcto.

La actual producción nacional de acero para estructuras metálicas no supera el 3% del consumo nacional, es por ello que generalmente se comenta que no se encuentran disponibles aceros con calidades según NCh203 y se utilizan o especifican aceros bajo ASTM. Sin embargo, existen muchos aceros a nivel mundial que coinciden con calidades de acero según la NCh203. La mayor disponibilidad comercial en el mundo del acero es el ASTM A36; sin embargo, existen otros ASTM como el A1011, A1018, que también tienen el grado 36 y su desempeño es muchísimo mejor al A36 tradicional. Es más, estos aceros son preferibles en estructuras que requieren desempeño sísmico, ya que el valor de Ry y Rt es más bajo, por ende, la fluencia se encuentra más acotada, clasificando como A250ESP. Así, existen muchos ejemplos de acero que son similares a los de la NCh203. Entonces, no es que haya una oferta limitada de estos aceros, sino que no se clasifican y no certifican bajo esta norma. Ante este escenario donde el país se abastece de aceros del mundo, la norma NCh203 ha pasado a ser una norma de clasificación de aceros según propiedades mecánicas y químicas, las cuales pasan por un sistema de certificación definido por la autoridad.

En la actualidad, el mercado está regularizando los procesos de certificación de acero impulsado por mega proyectos que requieren la materia prima certificada bajo la NCh203 of. 2006. Esto es un primer paso para que todos los aceros que se utilicen en estructuras metálicas dentro del territorio nacional sean certificados bajo esta norma y vayan en línea con el resto de las normas de fabricación y diseño, resolviendo el problema de que diseñamos con una norma, se compra la materia prima con otra y se fabrica la estructura con otra.




NUESTROS COLABORADORES