AICE - Asociación de Ingenieros Civiles


Noticias Aice


ACMA®  innova con malla electrosoldada y sistemas de drenajes ACO

Publicado: 22 de Julio de 2019



Durante este 2019, Acma® ha difundido los resultados del "Estudio Experimental de Malla Electrosoldada ACMA® A630S en Muros y Losas de Hormigón Armado", que se desarrolló a través del proyecto CORFO 16ITE1-71010 que lleva el mismo nombre, con el apoyo del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

En el marco de esta investigación se realizó un análisis comparativo del comportamiento estructural del acero tradicional doblado y amarrado con alambre (calidad A630-420H) versus la malla electrosoldada Acma® A630S, tanto en muros como en losas de hormigón armado.

Actualmente, la industria de la construcción utiliza masivamente acero de calidad A630-420H como refuerzo de hormigón armado, la cual es una calidad de acero no soldable. Acma® no podía fabricar una malla con la calidad de acero tradicional A630-420H, motivo por el cual, y en conjunto con CAP, se desarrolló una nueva calidad de acero que presentara las mismas propiedades mecánicas que el acero tradicional,  “pero que también tuviera la capacidad de ser soldable y poder, de este modo, fabricar una malla electrosoldada”, explica Ronnier Birr C., Business Development Manager de Acma®.

Producto de esta alianza surge el acero calidad A630-420HS ("S" de soldable), con la cual Acma® desarrolló la malla electrosoldada Acma® A630S. 

En ese sentido, las principales conclusiones que han obtenido se relacionan con el obtener “un desempeño estructural similar a las mallas de ‘barras amarradas con alambre’ de acero calidad A630-420H, según NCh204, conocidas estas últimas como solución tradicional”, comenta Birr.

Los beneficios

Antes de obtener los análisis de este estudio, eran numerosas las consultas e inquietudes de profesionales del cálculo y diseño estructural referidas al desempeño de la malla electrosoldada Acma® A630S en elementos estructurales, tales como muros y losas.

“Para dar una respuesta consistente y categórica a dichas inquietudes, se realizaron ensayos de laboratorio a los elementos mencionados mediante pares de probetas equivalentes estructuralmente, unas con ‘solución tradicional’ en calidad de acero A630-420H y uniones amarradas con alambre, y las otras con ‘solución de malla electrosoldada Acma® A630S’, cuenta el ejecutivo.

Relación tracción/fluencia 1,25 min. 

La “Malla ACMA® A630S entrega mayor flexibilidad al diseño estructural en construcciones con soluciones electrosoldadas; proporcionando seguridad en obra al ser un producto de alta calidad y resistencia y asegura al cliente mayor productividad en la etapa de obra gruesa, ya que se entrega como elemento estructural prefabricado, evitando con ello la preparación de fierro en obra”, comenta Birr.

En ese sentido, sostiene que las mallas electrosoldadas son un valioso aporte a la industrialización de la industria de la construcción, ya que ayuda a reducir tiempos de ejecución de obra gruesa y, por ende, a disminuir costos totales de construcción, así como también los residuos y el riesgo de accidentes a consecuencia de la enfierradura. 

El futuro del drenaje

Acma® es distribuidor autorizado de ACO, fabricante alemán que presenta soluciones de sistemas de drenaje, diseñados para lograr un rendimiento óptimo de acuerdo con los requerimientos específicos de las obras, presentando ventajas orientadas a la productividad en obra, como contar con la norma europea EN1433 para toda clase de carga, una instalación rápida y sencilla, ser solución con auto limpieza, servir para líquidos agresivos y una alta resistencia a los químicos, abrasión y carga. 

Asimismo, ACO ofrece una alta gama de separadores de hidrocarburos y de metales pesados fabricados en concreto, plástico o acero, diseñados para cumplir con los requisitos funcionales del proyecto, en el caso de las aguas superficiales de estacionamientos, estaciones de servicio, lavados de autos u otras zonas de tráfico que contengan derivados del petróleo, las que son potencialmente peligrosas si son drenados por el sistema de alcantarillado. Sus ventajas son: norma europea EN858 con filtración hasta 5 mg/l, una instalación sencilla y bajo mantenimiento. 

También el cubo de drenaje Stormbrixx® refuerza el ciclo natural del agua mediante la retención de aguas lluvias captadas por canales u otros métodos y la reincorpora al terreno natural de forma controlada. Si se usa como elemento de infiltración, las aguas lluvias se reintroducen gradualmente al terreno, alimentando los acuíferos de forma natural, reduciéndose la carga de alcantarillado y depuradoras. Si se usan como atenuación, el sistema Stormbrixx® permite aprovechar espacios transitables para laminar las puntas de precipitación, evitando sobrecargar la red de alcantarillado. Esto ayuda a optimizar sistemas de bombeo y ahorrar en colectores. Es un sistema de drenaje que reemplaza los bolones tradicionales y es una solución optimizada respecto a otras alternativas del mercado. El módulo es fabricado con polipropileno virgen, el cual no contamina las aguas lluvias permitiendo su reutilización o infiltración a napas subterráneas. Sus ventajas son: resistencia a la carga hasta 50 ton/m2, sistema registrable para la limpieza, volumen útil de 97%, armado rápido (solo 2 piezas que se arman en 5 segundos, entregando volumen útil de 0,66 m3), certificación DICTUC a la carga compresiva y validación SERVIU. 

A ello se suma que el actual escenario de cambio climático implica mayores peaks pluviométricos debido a eventos meteorológicos cada vez más habituales. Esto desencadena frecuentes inundaciones, debido a que los alcantarillados solo están diseñados para abarcar los volúmenes pluviales promedio (por razones económicas y técnicas). Es por ello que es importante proteger de manera continua todas las zonas que se sitúan por debajo del nivel de rebalse de las alcantarillas. 

Para ello, las plantas elevadoras ACO, se pueden aplicar como protección contra el rebalse desde el alcantarillado a través de desagües y tuberías, para bombear las aguas residuales o pluviales desde espacios subterráneos como sótanos, garajes y cualquier otra ubicación situada por debajo del nivel máximo de las alcantarillas. Sus ventajas también incluyen una instalación sencilla, soluciones para aguas pluviales o servidas y un bajo mantenimiento. 




NUESTROS COLABORADORES