AICE - Asociación de Ingenieros Civiles


Nosotros


Nuestro presidente





Estimados Socios:

Primero que todo, quiero transmitirles mi emoción por la confianza que han tenido en mí. Desde hace un año estoy embarcado en la formalidad de un cargo, pero llevo más de 10 comprometido a fondo con esta asociación, para la que quiero lo mejor.
Doce meses no es mucho tiempo para extraer grandes conclusiones, pero sí puedo hacer una evaluación de lo que hemos hecho y, sobre todo, puedo proyectar que mis aspiraciones para este gremio van a ser posibles gracias a ustedes, los socios y compañeros de profesión.
En noviembre pasado nos reunimos en nuestro Congreso Anual y ahí, delante de muchos de ustedes, expresé públicamente mi sueño: que todos traigamos a la asociación desafíos nuevos, conversaciones nuevas, y que pongamos aquí el mismo fervor y compromiso que ponemos en nuestro trabajo diario, para que construyamos puentes hacia la sociedad hasta consolidarnos como una asociación gremial de peso y validada por las instituciones que deciden los temas que competen a la profesión. 

Mi invitación a transformarnos y a evolucionar juntos continúa, porque está todo por hacer y los necesitamos a cada uno de ustedes para encauzar y resolver nuestras necesidades.

Mi breve experiencia de un año me indica que la única manera de avanzar decididamente hacia nuestro objetivo de ser un referente en Chile en ingeniería estructural –para ser un voz líder, respetable y proactiva en la elaboración de normas y códigos estructurales; para aportar junto a otros organismos profesionales y gubernamentales–  es la colaboración. Con un trabajo cohesionado y poniendo en común nuestras reflexiones, por pequeñas que sean, haremos grande esta asociación y me refiero a que llegaremos al lugar destacado que aspiramos, que soñamos.
Tenemos urgencias, ustedes las conocen: laprincipal de ellas probablemente sea la actualización de la normativa técnica chilena relacionada con el diseño estructural.

Nuestra profesión nos impone necesidades insoslayables. Conozco el medio –no en vano llevo casi un cuarto de siglo en el ejercicio de la ingeniería estructural–tengo la convicción de que no podremos crecer ni laboral ni técnicamente en libertad si no ponemos al día el conjunto de normas técnicas que hoy nos rigen, así como ciertas exigencias mínimas para ejercer la carrera.

Quiero decirles algo con toda franqueza: yo soy fan del trabajo en equipo, de la colaboración, del aporte de muchos para alcanzar un mismo objetivo. He visto que cuando nos hemos unido hemos avanzando como nunca antes. La motivación la tenemos. Sé que el tiempo es escaso, pero si nos lo proponemos encontraremos espacios para dedicarle a nuestra asociación. Nuestra meta es grandiosa, pero vale la pena: ¿cómo podemos resistirnos a la idea de ser una asociación gremial que por fin se haga oír, que promueva las mejores prácticas que hoy se usan a nivel mundial, que ocupe el lugar que le corresponde y que se merece?

No se me pasa la mano si digo que somos estupendos ingenieros estructurales, probablemente los mejores del mundo, pero no lo vociferamos y llegó la hora de hacerlo. Entre todos.
Quiero darles solo dos ejemplos de que lo somos capaces de hacer juntos: uno de ellos es un contundente documento técnico llamado Diseño sísmico basado en desempeño, un procedimiento alternativo para el análisis y diseño sísmico de edificios, publicado por Achisina, una asociación hermanaque se propuso difundir nuestra vanguardia como profesionales. Muchos de nuestros asociados participaron o aportaron de una u otra forma en su elaboración y, para mí, es un hermoso primer paso de estilo colaborativo.

Ahora el segundo ejemplo, que me genera mucho orgullo como presidente de esta asociación: nuestro apoyo y participación en la ejecución del proyecto regional Elaboración colaborativa de código modelo de diseño sísmico para América Latina y El Caribe, bajo la Iniciativa para la Promoción de Bienes Públicos Regionales. 

Aportaremosun monto equivalente a 558 horas de expertos profesionales, una contribución que permitirá financiarel trabajo de dos profesionales expertos en los comitéstécnicos que se constituyan mientras duren la ejecución del proyecto.

Cómo no estar orgulloso si estamos inmersos en un trabajo de cooperación internacional en nuestro continente, siempre azotado por sismos y otras catástrofes naturales que nosotros somos los llamados a prever cada vez que calculamos.Quizás, y tal como dice la invitación, este sea el primer peldaño hacia una plataforma para abordar desafíos en el ámbito de la construcción, para homologar y mejorar estándares, alcances y contenidos de las normativas nacionales, optimizar el acceso a los conocimientos y recursos para el desarrollo de la investigación sísmica, cooperar para la elaboración de documentos técnicos regionales y aspirar a certificaciones reconocidas internacionalmente.

¿Qué más podemos pedir? Más, mucho más: que participemos todos en nuestra asociación con entusiasmo y que nos comprometamos a motivar a otros.

Muchas gracias,


Cristián Delporte Vicuña
Presidente AICE AG



NUESTROS COLABORADORES